Buscador

Últimas Noticias

Desde la redacción del Multimedio TDC

Rosen Color
agua mineral villa giardino
lentini amoblamientos
lumasa diferencial
Previous Next Play Pause
1 2 3 4
0
0
0
s2sdefault

Se han robado más de 1.100 millones de dólares en criptomonedas en los últimos seis meses. O lo

Se han robado más de 1.100 millones de dólares en criptomonedas en los últimos seis meses. O lo que es lo mismo, más de 925 millones de euros. Este es el efecto visible de una economía ilícita y oculta en la web que se consolida como la principal acción de la ciberdelincuencia en los últimos tiempos. El mercado alimenta los robos de criptomonedas procedentes de intercambios comerciales y entre particulares, además de la creciente incidencia del llamado «cryptojacking» (móviles, tabletas y computadoras pueden ser controlados de manera remota para minar o generar criptomonedas). El problema básico, según los expertos, es que las criptomonedas son cada vez más populares, lo que aumenta su valor y su «trapicheo» con ellas. Esto hace que la inversión sea también un negocio muy jugoso, lo que sin duda atrae a los criminales. Los tres ataques más comunes que se han detectado hasta el momento incluyen «malware» robamonedas (diseñado para robar silenciosamente el contenido de la cartera de los usuarios y enviarlo al atacante); minería ilícita (diseñada para usar infraestructuras comerciales para minar criptomonedas para el atacante); y el citado «cryptojacking» (el ataque se dirige a individuos). Un estudio realizado durante seis meses por una de las empresas de ciberseguridad más importantes del mundo -Carbon Black- sobre cómo se compra y se vende el «malware» de criptomonedas en internet prueba que hay cerca de 12.000 lugares en la web que venden aproximadamente 34.000 ofertas relacionadas con el robo de criptomonedas. Las ofertas van desde el dólar por criptomoneada a los mil dólares, con un precio medio de 224 dólares (188 euros). Buscan alternativas Bitcoin sigue siendo la criptomoneda principal utilizada para transacciones cibernéticas legales, pero los ciberdelincuentes se están moviendo hacia otras monedas alternativas y más rentables, como el monero (nacida en abril de 2014), que ahora se usa en el 44% de todos los ataques. Los ciberdelincuentes se están alejando cada vez más de bitcoin (por ejemplo, como pago de «ransomware», un tipo de programa dañino que restringe el acceso a determinadas partes o archivos del sistema infectado) porque las tarifas asociadas son altas y las transacciones tardan demasiado en procesarse. «Estos ciberdelincuentes parecen preferir el monero debido a la privacidad, la no rastreabilidad y las tarifas de transacción comparativamente bajas», dice el trabajo de Carbon Black. Ethereum es la segunda moneda que se usa con fines ilícitos (el 11% de las operaciones), y el bitcoin, reducido al tercer lugar, con el 10% de las transacciones. El informe pronostica que el robo de criptomonedas segirá creciendo. «Estas criptomonedas representan un flujo de financiación alternativo y lucrativo, que es especialmente cierto para los delincuentes, así como para los estados-nación que buscan desesperadamente subvertir las sanciones». Para evitar tales ataques, Carbon Black insta al uso de software de protección de punto final.
transporte la hormiguita
ASEHOGAP
Uthgra
400
Previous Next Play Pause
1 2 3 4
0
0
0
s2sdefault